LA MAYOR RESTAURACIÓN DE LAS TIERRAS CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

La ONU llama a restaurar 350 millones de hectáreas de bosques y paisajes degradados en el mundo – equivalente a 7 veces España –  antes de 2030. Esto eliminaría de la atmósfera el 5% de las emisiones mundiales de CO2 cada año. Si se añade la protección de los bosques existentes, se eliminaría de la atmósfera cada año el 25% de las emisiones mundiales de CO2. Es la más importante restauración de la naturaleza jamás emprendida, una acción concreta y eficaz para frenar el cambio climático. Las Naciones Unidas consideran la restauración de los bosques y paisajes degradados como una de las soluciones más importantes y eficaces que tenemos hoy en día para frenar el cambio climático.

DEVOLVEMOS LA VIDA A LOS BOSQUES Y PAISAJES

Gracias a una campaña organizada con las Naciones Unidas, ya hemos plantado 47 millones de árboles, reforestando más de 60.000 hectáreas.Restauramos las tierras incendiadas, desertificadas y deforestadas. Plantamos árboles, ayudamos a los brotes nacidos de la regeneración natural y tomamos medidas contra incendios. La vegetación absorbe las emisiones de CO2 de la atmósfera, reduce la temperatura local, frena la desertificación y protege la biodiversidad.

RESTAURAR LOS BOSQUES Y PAISAJES DEL MEDITERRÁNEO

El Mediterráneo es la región más visitada del mundo, pero también es una de las regiones del mundo que más sufre por el cambio climático. Las temperaturas en el mundo han aumentado 0,85ºC, en el Mediterráneo, han aumentado 1,3°C. El nivel del Mediterráneo ha subido 6 cm, subirá 50 cm antes de 2100. El 95% de los incendios en Europa ocurren en el Mediterráneo. La desertificación está convirtiendo regiones enteras en desierto. Los olivos milenarios que dan su aceite al mundo habrán desaparecido en 100 años. Restaurar las tierras del Mediterráneo es urgente. Ver el Cinturón Verde Mediterráneo